Real Posada de Liena
Real Posada De Liena
Los hoteles de 3 estrellas mejor valorados Zaragoza (Provincia)
La Posada
Actividades
Galería
Acceso usuarios

Member of HotelsCombined.com
Síguenos en... facebook twitter

Real Posada de Liena está situado en la población de Murillo de Gállego, nombre que adquiere por el paso de este río afluente del Ebro y que nace en Formigal, estación de esquí del Pirineo oscense.

La localidad está ubicada en una ladera dibujando la silueta del pueblo, situación que enaltece la iglesia parroquial de San Salvador, declarada de Interés Cultural en el año 1946. Enfrente, los Mallos de Riglos, uno de los tesoros culturales que la historia nos ha legado. Estos extravagantes pináculos de 300 metros de altura salpican este pequeño rincón del Prepirineo oscense donde se formó el Reino de los Mallos a finales del siglo XI.

Murillo de Gállego está perfectamente comunicado ya que se halla entre la carretera de Huesca a Pamplona, a 20 minutos del Monasterio de San Juan de la Peña, o del Castillo de Loarre, así como de la Colegiata de Bolea y de los embalses de la Sotonera y La Peña. A 55 minutos, las pistas de esquí de Candanchú y Astún y a 20 minutos de Huesca.

A la llegada de nuestros clientes al hotel, el primer elemento de seducción queda rápidamente desvelado: un impactante paisaje dominado por el escenario del Reino de los Mallos (los de Riglos y los de Agüero), todos visibles a simple vista desde todas las habitaciones con vistas  y desde el restaurante, donde podemos vislumbrar la silueta de los escaladores trepando por los mismos y de gran cantidad de buitres que revolotean los alrededores.

Nuestro Hotel se encuentra al lado de la Iglesia de la Virgen de La Liena de la cual hemos adquirido su nombre para ensalzar dicha figura. Donde actualmente se ubica esta Iglesia (en lo más alto del pueblo) se encontraba el primitivo pueblo de Murillo de Gállego. Aún pueden verse los basamentos del desaparecido castillo, una necrópolis de tumbas excavadas en la roca. Destaca en esta Iglesia, que pertenecía al castillo, el suelo de “calzada”, construido con decenas de miles de cantos rodados del río Gállego que forman preciosos dibujos, así como el retablo de la Virgen de barroco churrigueresco. También son admirables los once pilares de piedra para sustentar la peña en la que se ubica la Iglesia y donde apareció la talla de la Virgen en una cueva

Otro aliciente de nuestro Hotel es su privilegiada ubicación en el centro de todas las rutas que se describen en el apartado de “Actividades” de esta web, así como del equilibrio entre este espectacular entorno exterior y la sugerente atmósfera que se respira en los espacios interiores, donde la cálida decoración, la tranquilidad, la personalidad del edificio, el cuidado de los detalles y el buen gusto definen espacios y momentos para una estancia inolvidable.

Nuestro esmero va dedicado a que nuestros clientes hagan cosas especiales por unos días, que cambien lo cotidiano por lo extraordinario y recuperen pequeños placeres olvidados. Por ello, tenemos infinitas actividades a realizar :culturales, deportivas, ornitológicas, gastronómicas, naturaleza…. Al regresar a nuestro Hotel, un ambiente acogedor, una buena música, libros, revistas, películas, cálidas sábanas y edredones, sala de estar y chimenea, pudiendo disfrutar de una cena íntima en nuestro restaurante.

Las habitaciones del hotel, el restaurante y zonas comunes están construidas con piedra, vigas de madera y forja, así como suelos de madera de roble natural. Todas ellas son diferentes en cuanto a la decoración y a la capacidad, algunas con techo abuhardillado y altillo que permiten más ocupación.